Google
 
Web haciendo-camino.blogspot.com

El poder del ahora's Fan Box

El valor de una sonrisa

Una sonrisa no tiene valor social, no se puede comprar, no se puede robar. Una sonrisa solo se puede regalar.

Una sonrisa es luz para los desilusionados y aliento para los cansados. Anima a los deprimidos.

Una sonrisa enriquece a aquellos que la reciben y desde luego a aquellos que la dan.

Estaba buscando cosas que me hicieran sonreír, lo necesitaba, tenía la necesidad de sentir las endorfinas recorrer mi cuerpo.

Empecé a buscar en Google pero no encontré nada inmediatamente... mientras tanto mi correo se llenaba con dos mensajes, aquí tenéis el contenido de ambos ¿casualidad? o ¿atracción?
Espero que estas preguntas... o su respuesta en vuestra mente os hagan sonreír

¿Por qué?
..1- ¿Por qué el pan lactal es cuadrado, si el salami, la mortadela y demás son redondos? ¿Quién tiene la culpa de esto, los panaderos?
..2- ¿Por qué cuando te duele una herida, siempre llega alguien que te pregunta '¿te duele? eso significa que se está curando...' ¡¡fenomenal!!, en tres días vas a estar como nuevo'...

..3- ¿Por qué en las películas de miedo siempre aparece una puerta cerrada de la que sale mucha luz por las rendijas? ¿Qué hacen los espíritus ahí detrás ¿¿¿fotocopias?? ?

..4- ¿Por qué en las iglesias ponen pararrayos? ¿No las protege Dios? ¡Qué poca confianza! ¿¿no??

..5- ¿Por qué cuando llegamos a lo alto de una montaña nos ponemos las manos en las caderas?

..6- ¿Por qué abrimos la boca cada vez que miramos al techo?

..7- ¿Por qué se nos da por ir a la nevera cada quince minutos si siempre hay lo mismo?

...8- ¿Por qué si nunca usamos la guía telefónica cuando las vemos apiladas en la puerta del edificio nos ponemos contentísimos y pensamos en agarrarlas todas?
...9- ¿Por qué cuando nos sonamos los mocos abrimos el pañuelo y miramos lo que hay? ¿Qué esperamos encontrar? ¿¿¿Dulce de leche???
...10- ¿Por qué cuando nos cuelgan el teléfono nos quedamos mirándolo como si el teléfono tuviera la culpa?

...11- ¿Por qué cuando nos llaman al celular sentimos la necesidad irrefrenable de ponernos a caminar de un lado a otro?

...12- ¿Por qué cuando tiramos una carta en el buzón no podemos evitar mirar por la ranura para investigar qué hay dentro? ¿Qué esperamos encontrar? ¿Un cartero enano?
...13- ¿Por qué abrimos los ojos cuando estamos a oscuras? ¿Qué creemos, que tenemos superpoderes?
...14- ¿Por qué nos da tanta vergüenza quedarnos en medias cuando vamos a una zapatería? ¿Por qué en cuanto nos traen el calzado nos lo ponemos a toda velocidad?

...15- ¿Por qué hay tanta gente que cuando come un helado de cucurucho, a la mitad, muerde el piquito de abajo? ¿No sabe que por ahí se le va a chorrear???! !!

...16- ¿Por qué cuando un aparato eléctrico no funciona no se nos ocurre otra cosa que apretar con más fuerza el botón de encendido?

...17- ¿Por qué cuando alguien se va a poner gotitas en los ojos abre la boca de esa manera tan extraña? ¡Es colirio, no tequila!
...18- ¿Por qué cuando agarramos una caja de medicamentos, por muchas vueltas que le demos, siempre la abrimos por el lado que no es y aparece el prospecto, ahí, doblado?
...19- ¿Por qué cuando nos enojamos nos cruzamos de brazos? ¿Qué ganamos con ello?

...20- ¿Y por qué cuando tenemos miedo nos metemos debajo de las sábanas? ¿Creemos que un cuchillo no las atraviesa?

...21 - ¿Por qué miraste al techo al leer la pregunta 6?

Y aquí el contenido del segundo mensaje.

Ah! una curiosidad ¿por qué nos hacen reír las caídas y los golpes tanto ajenos como los propios? ¿sentido del ridículo?. Aquí tienes unas cuantas escenas que quizás te harán sonreír... aunque sea a costa del dolor ajeno.



video


Los 11 pasos del camino del Amor

Encontré esto en la web de Trabajadores de la Luz, y creí que debía compartirlo con todos Vds., bajo mi punto de vista y propia experiencia creo que está totalmente en lo cierto:

Los 11 pasos:

1. Primero, contigo mismo. Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás.

2. Manejar la soledad. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación. Poder estar solo sin sentirse solo esta es la clave, pero sin irse al otro extremo: refugiarse en la soledad para no relacionarse.

3. Sólo se da lo que se tiene.
Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, porque nadie puede dar lo que no tiene.

4. Paz interior.
Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no creas en tu interior.

5. Fantasía que genera frustración.
Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.

6. Autonomía. Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.

7. Autosuficiencia. Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando, bien convencido, seas capaz de decirle: "No te necesito para ser feliz".

8. Independencia Solo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

9. Requerimientos.
Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, auto estima, y la práctica de una libertad responsable.

10. Auto estima y madurez
Amate a ti mismo, madura, y el día que puedas decirle a esa otra persona "Sin ti me la paso bien", ese día estarás preparado para vivir en pareja.

11. Compartir. Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

Conclusión:
"Dos personas se aman únicamente cuando son capaces de vivir la una sin la otra, pero deciden vivir juntas".

El secreto

Se ha hecho muy conocido el documental The Secret de Rhonda Byrne, basado en la Ley de la Atracción.


www.Tu.tv
No se si todo funciona tal y como indica en el documental, estoy probando... el ego y los deseos se mezclan demasiado bien y esto es un gran impedimento, ya os contaré el resultado de mi trabajo. De momento me funciona (no solo a partir de leer el libro o ver el documental, mucho antes tenía ya fe de ello), aunque solo a veces, las otras veces, las que no funciona se cual es la causa (los otros pensamientos, las ideas limitadoras arraigadas en mi), pero no se todavía como saltarlos porque ya probé todo lo que "otros" recomiendan para ello sin resultado total.

Pero lo que si que puedo dar fe de lo que sentí cuando llegó el libro de La Ley de la Atracción a mis manos.

Yo no había oído hablar de nada comercial al respecto de ello, aunque si tenía conciencia que lo que pensaba venía a mi por lo que tenía mucho cuidado con ello (siempre que podía y estaba lo suficientemente atenta para que mi ego no me boicoteara, claro :-)).

Un día, hace aproximadamente nueve o diez meses, me sentía especialmente mal, sin respuestas a mis problemas, sin saber que hacer. Tuve una intención: salir a encontrar una respuesta. Salí a la calle y deambulé por ella.

Caminando llegué a unos grandes almacenes, entré y empecé a ver lo que allí vendían. Miraba sin rumbo, sin intención de comprar nada, solo por mirar. Llegué entonces delante de la librería y mi vista se fijó en un libro que estaba colocado de lado entre otros, no me fijé como se titulaba, tan solo lo cogí porque me atrajo... y cual fue mi sorpresa cuando leí que se titulaba La Ley de la Atracción.

Pero ahí no quedó todo, yo tenía un problema sin resolver, algo que ahora mismo no recuerdo, y curiosamente abrí el libro por una página al azar y ahí tenía la respuesta.

Lo que leí me estaba dando claridad sobre mi problema y la vía para solucionarlo, así que sin dudarlo un segundo lo compré y salí rápidamente del centro comercial para leerlo con detalle. Me senté en un banco del parque que había justo enfrente del centro comercial y empecé a leer sin parar. Había algo dentro de mi que reconocía lo que estaba leyendo como si antes lo hubiera hecho, pero nunca antes había leído sobre ello. Así supe que lo que ahí se decía era cierto, aunque difícil de conseguir si no se eliminaban los condicionamientos y las programaciones, pero cierto al fin y al cabo.

Pude dar fe, recordando momentos pasados y viviendo los siguientes que la Ley de la Atracción opera en nosotros, aunque todavía no sabía muy bien como manejarla. ¿estarán en lo cierto los que nos explican como ponerla en práctica en nuestra vida? o ¿quizás todavía tengamos que aprender y desvelar algo más que nos impide utilizarla por completo?.

Os dejo aquí una recopilación de frases importantes hecha por la estupenda web de Crea tu Realidad.



El desapego

Buda dijo:

El mundo está lleno de sufrimientos; la raíz del sufrimiento es el apego;

la supresión del sufrimiento es la eliminación del apego.


Por más que practico el desapego, no hay forma, siempre termina enganchándome el apego. Puf! a veces parece una tarea interminable.

Las circunstancias por las que he recorrido en mi vida me han hecho soltarlo todo, siempre he terminado soltando lo que sea que tuviera, pero por lo que veo parece que no he aprendido lo suficiente, porque la vida me pide soltar más y más, continuamente, constantemente.
La Ley de Desapego dice que para obtener cualquier cosa en el universo físico, deberás renunciar a tu apego a ello- de Las siete leyes espirituales para el éxito, de Deepak Chopra.
En ocasiones me desespero, le grito a la vida "¿pero, que quiere más de mi?", después, se hace la luz, y recuerdo que soy el único responsable de mis propias experiencias y no es "la vida" quien me está exigiendo que crezca y que aprenda a desapegarme sino que soy yo quien lo ha querido así.

Entonces recuerdo, que fui yo la que un día de 1996 opté por buscar la luz, por vivir en el amor, por crecer personalmente.

Y esa opción pasa por
desprogramarme socialmente, por borrar cualquier memoria de mi programación... y desde luego para ello no hay otra vía que desapegarme de todo lo socialmente establecido.

Dura tarea donde solo encuentras personas que te juzgan y te critican en el exterior, pero maravillosa tarea donde en tu interior vas encontrando cada vez más paz, felicidad verdadera y dicha.
¿como compaginar lo exterior con lo interior?

Todavía no tengo respuesta, quizás la respuesta pase porque cada vez seamos más quienes optemos por este camino, quizás algún día me encuentre gente que realmente esté en mi misma sintonía.


Porque como dicen "haberlos
ailos", yo los conozco a través del ciberespacio, pero... me gustaría poder tenerlos cerca, me gustaría poder compartir no solo momento delante del ordenador, también momento vividos, con experiencias reales, o lo que es lo mismo compartiendo situaciones, momentos en el día a día.

Quizás algún día llegue el momento donde pueda compartir parte de mi vida, de mis experiencias con gente que vibre en la misma sintonía que yo... quizás algún día, cuando haya suficiente número de personas en la misma onda... quizás.

Como digo, todavía no tengo respuesta a esa pregunta ¿como compaginar lo exterior con lo interior?... si alguien tiene alguna buena respuesta, dejo la pregunta en el aire.

Una nueva etapa


Tengo ya 46 años, me siento como si tuviera 20, a pesar que he cambiado mi vida muchas, muchas veces.

A veces me da vergüenza decirlo, contarlo. Me avergüenza haber pasado por tantas innumerables experiencias diferentes. Todo el mundo dice que eso es fantástico pero a mi me avergüenza.

Haber cambiado tanto y tantas veces de forma de vida me hace creer, en muchas ocasiones, que soy una inmadura, una insatisfecha, que cambio porque no soy capaz de adaptarme a nada.

Otras veces, como ahora, estoy convencida que tanto cambio en mi vida atiende a mi necesidad de crecimiento. Soy una buscadora, una buscadora de mi propio crecimiento y aunque se que para encontrar mi propia luz no tengo que buscar sino que solo tengo que mirar adentro, sigo buscando y buscando la forma de poder mirar.

Continuo buscando la forma de hacer desaparecer totalmente mi ego, de llegar sin barreras y continuamente a mi centro.

Cada vez que dejo de escribir aquí o en tantos otros sitios donde escribo es porque se avecina un cambio en mi vida. Dejo de escribir, dejo de comunicarme porque me pierdo, porque ya no se donde estoy. Pero no es precisamente por sufrimiento por lo que dejo de escribir, simplemente porque creo que no tengo nada que decir, que todo lo que tenía que decir hasta ese momento ya estaba dicho... hasta que llega el cambio, entonces y solo entonces es cuando se que tengo algo nuevo que decir.

No se hacia donde me llevará esta nueva etapa de mi vida. No tengo ni idea, pero me apasiona pensar que algo "mejor" llegará a mi. Y no se trata de dinero, ni coches, ni trabajo, ni amigos, ni parejas, ni nada de lo que socialmente se considera "mejor", se trata de algo interior. Algo muy profundo.

¿Tengo miedo? A veces si, a veces no. Pero me da lo mismo el miedo, pasaré de nuevo por encima de él porque lo que se avecina seguro que es impresionante.

Se me podría tachar de inmadura, de inconstante, porque todo lo dejo, todo lo termino abandonando. Pero en realidad nada dejo, ni nada abandono, solo queda ahí aparcada en un momento de mi vida, quizás en algún momento lo retomo, en otros no, pero... ¿que más da?.

Soy una buscadora de luz, una trabajadora de luz y no puedo menos que dejarme llevar por mi interior, por mi intuición, por mi corazón. Y mi corazón, mi intuición, mi interior dicen que estoy en el nuevo camino.

No en el buen camino, sino en el nuevo camino. Algo caduco se quedó atrás, ahora solo pueden venir cosas nuevas y todo lo nuevo es aprendizaje y crecimiento, por consiguiente es bueno.

Alhoja. Te amo, lo siento mucho, perdoname y gracias.

Patrocina esta página