Google
 
Web haciendo-camino.blogspot.com

El poder del ahora's Fan Box

Los pensamientos que envenenan

Y llovieron flores. Historias y enseñanzas zen
Osho

No des mucha energía a los pensamientos, eso es suicida, te envenenas.

"Cuando veas una flor tan sólo vela, no digas nada. El río fluye: siéntate a la orilla y ve el río, pero no di gas nada. Las nubes se mueven por el cielo: túmbate en el suelo y ve, y no digas nada. ¡No verbalices!

Este es el hábito más profundo: verbalizar; éste es todo tu adiestramiento: saltar inmediatamente de la realidad a las palabras, empezar a hacer palabras in mediatamente: "bonita flor", "preciosa puesta de sol". Si es preciosa, ¡dejala ser preciosa!: ¿por qué meter la pa labra? Si es bonita, ¿crees que la palabra "bonita" la hará más bonita? Por el contrario, te perdiste un mo mento extático. Entró la verbalización. 

Antes de poder ver, te fuiste, te fuiste en un va gabundeo interno; si te vas demasiado lejos en este va gabundeo te vuelves loco.

¿Qué es un loco? El que nunca está en la realidad, el que siempre está vagando en su propio mundo de palabras y ha ido tan lejos que no puede regresar.

El loco no está en la realidad, pero, ¿estás tú en la realidad? Tú tampoco estás, la diferencia es sólo de grado. Un loco se ha ido muy lejos; tú nunca fuiste tan lejos, tan sólo anduviste en la vecindad, y te vuel ves, tocas lentamente la realidad, y te vas de nuevo.

Tienes un pequeño toque, un pequeño contacto en alguna parte; desarraigado, pero aún parece que una raíz está ahí, en la realidad.

Pero esa raíz es muy frágil, se puede romper en cualquier momento, con cualquier accidente: se muere tu esposa, tu marido huye, te arruinas, y esa frágil raíz se rompe. Entonces continúas vagando y vagando hasta que ya no hay regreso, entonces nunca vuelves a la realidad. Éste es el estado del loco, y el hombre nor mal es diferente sólo en grado.

¿Y cuál es el estado de un Buda, un Iluminado, un hombre del Tao, de comprensión, de consciencia? Él está profundamente enraizado en la realidad, nunca se aparta de ella: justo lo contrario que el loco.

Tú estás en el medio. Desde ese medio puedes ir hacia ser un loco o puedes ir hacia ser un Buda. ¡De pende de ti!

No des mucha energía a los pensamientos, eso es suicida, te envenenas. Cada vez que empiece el pensa­miento, si es innecesario -y el noventa y nueve por ciento de los casos es innecesario- vuelve inmediata­mente a la realidad. Cualquier cosa servirá: incluso to car la silla en la que estás sentado, o tocar la cama en la que estás tumbado. Siente el tacto: es más real que tus pensamientos acerca de Dios. ¡es más divino que tus pensamientos acerca de Dios porque es algo autén tico!

Tócalo, siente el tacto, sé el tacto, éstate aquí y ahora. ¿Estás comiendo? Saborea bien la comida; hué lela bien, mastícala bien: ¡estás mascando la realidad! No te vayas vagando en pensamientos. ¿Estás tomando un baño? ¡Disfrútalo! ¿La ducha cae sobre ti? ¡Siéntela!

Conviértete más y más en un centro que siente, en vez de en un centro que piensa".

Practicando leer con el emisferio derecho del cerebro

Si consigues leer las primeras palabras, podrás continuar leyendo:

C13R70 D14 D3 V3R4N0 3574B4 3N L4 PL4Y4 0853RV4ND0 A D05 CH1C45 8R1NC4ND0 3N 14 4R3N4, 357484N 7R484J484ND0 MUCH0 C0N57RUY3ND0 UN C4571LL0 D3 4R3N4 C0N 70RR35, P454D1Z05 0CUL705 Y PU3N735. CU4ND0 357484N 4C484ND0 V1N0 UN4 0L4 D357RUY3ND0 70D0 R3DUC13ND0 3L C4571LL0 4 UN M0N70N D3 4R3N4 Y 35PUM4… P3N53 9U3 D35PU35 DE 74N70 35FU3RZ0 L45 CH1C45 C0M3NZ4R14N 4 L10R4R, P3R0 3N V3Z D3 350, C0RR13R0N P0R L4 P14Y4 R13ND0 Y JU64ND0 Y C0M3NZ4R0N 4 C0N57RU1R 07R0 C4571LL0; C0MPR3ND1 9U3 H4814 4PR3ND1D0 UN4 6R4N L3CC10N; 64574M05 MUCH0 713MP0 D3 NU357R4 V1D4 C0N57RUY3ND0 4L6UN4 C054 P3R0 CU4ND0 M45 74RD3 UN4 0L4 LL1364 4 D357RU1R 70D0, S010 P3RM4N3C3 L4 4M1574D, 3L 4M0R Y 3L C4R1Ń0, Y L45 M4N05 D3 49U3LL05 9U3 50N C4P4C35 D3 H4C3RN05 50NRR31R.

Cuento para reflexionar

Llevaban a la guillotina a tres hombres.

Le preguntaron al primero si quería estar boca arriba o boca abajo cuando le llegara la hora final. 

El contestó que quería estar boca arriba, para estar mirando al cielo al morir. Levantaron la hoja de la guillotina y la dejaron caer. La hoja cayó velozmente y de repente se detuvo, a unos cuantos centímetros de su cuello. 

Las autoridades consideraron esto como una intervención Divina y liberaron al hombre.

Luego, llegó el turno del segundo, quien también decidió morir mirando al cielo, esperando tener la misma suerte del primero. La cuchilla fue levantada nuevamente, y soltada. Cayó velozmente y de pronto se detuvo apenas a centímetros del cuello del segundo hombre, por lo que también fue puesto en libertad. 

Seguía el tercero, que era ingeniero mecánico de profesión, quien también optó por morir boca arriba.

Levantaron lentamente la hoja de la guillotina, cuando de repente el ingeniero, viendo un desperfecto en el mecanismo de la guillotina, dijo: "Hey, ya sé porqué no cae la hoja de la guillotina..."

Los verdugos, arreglaron el mecanismo, y el ingeniero fue puesto nuevamente en la guillotina, y esta vez, funcionó perfectamente.

Aun cuando podamos estar ansiosos de compartir con otros lo mucho que sabemos, ¡a veces es mejor no decirlo! A veces nos metemos en problemas por decir algo que debimos callar.


Busca dentro de ti

Nos pasamos la vida buscando. 

Buscamos hacer lo correcto, buscamos dinero, buscamos amor, buscamos felicidad.

Incluso quienes no se reconocen como buscadores se pasan la vida buscando como conseguir más dinero para comprar aquello que desea, como llegar a acceder al trabajo soñado, como realizar sus sueños, como tener más comodidad. Siempre buscamos, pensamos como llegar a lo que queremos.

Muchas decepciones por el camino hace que muchas personas decidan dejar de buscar, vivir con lo que no les gusta, algunas bajo la maravillosa palabra de la aceptación, en la mayoría de los casos mal entendida.

Aceptar no es dejar de desear, no olvidarse que se quiere lo mejor para uno mismo. Aceptar solo es dejar que las cosas fluyan, aunque no nos gusten, pero no significa inmovilización.

La inmovilización que sufrimos muchos en muchos apartados de nuestra vida viene debido a que buscamos las respuestas a todas nuestras dudas en el exterior, que alguien (una persona o las creencias de la sociedad) nos diga que es lo que tenemos que hacer, incluso que buscar, porque en definitiva, lo que todos buscamos es la felicidad, aunque muchos nos equivoquemos en la vía por donde llegar a ella.

Este pedacito del libro "La princesa que creía  en los cuentos de hadas" creo que puede ilustrar algo al respecto: 


Paseando por el estanque, la pareja vio a un hombre inmóvil con un sombrero blanco de pescador sentado en un leño.

¿Qué le pasa?, - preguntó la princesa-

-No lo sé muy bien. Empezó así un día que no fue capaz de decidir que caña de pescar debía usar. le preguntaba a todo el que pasaba, pero unos le decían que empleara una y otro la otra. Después, tampoco supo si debía ponerle cebo fresco o no, ni en qué lado del estanque tenía que sentarse. Pidió la opinión de los demás, pero, en efecto, unos se inclinaron por un cebo y otros por el otro. 

Algunos le aconsejaron que se sentara aquí, otros allá y los demás no supieron que contestar o les daba igual, o las dos cosas. Empezó a ponerse nervioso y a dar vueltas de un lado a otro.

Entonces, les preguntó a los que pasaban si había peces en el agua... aunque ya sabrás que ésta es la tierra de la ilusión y nada es lo que parece. Así unos le dijeron que si, otros que no y al final dejó de preguntar. Lo siguiente que sabemos es que se desplomó en ese tronco y nadie le ha visto moverse desde entonces. Me imagino que la única decisión que tomó fue la de no hacer nada más en su vida.

-¿Le ha preguntado alguien por qué creía que todo el mundo sabía mejor que él lo que tenía que hacer?, - preguntó la princesa al tiempo que se le refrescaba la memoria.

-Sí, le preguntamos por qué tenía tantos problemas para decidirse y nos contestó que siempre tenía miedo de equivocarse en la elección.

-¿Y qué más daba si hubiera sido así? - preguntó la princesa sintiendo pena por el hombre-, ¿se habría acabado el mundo si hubiera elegido la caña negra en vez de la marrón o si hubiera decidido emplear un cabo en lugar del otro aunque hubiera visto más tarde que no era el correcto?

En ese momento recordó la veces en las que le había ordenado a un criado que fuera a caballo a entregarle una nota a la reina pidiéndole su opinión sobre lo que debía hacer con esto o con aquello. Luego, le vino a la mente el pergamino con los pros y los contras, y volvió a sentir un malestar bastante familiar. Se dio cuenta de sus nervios a la hora de tomar una decisión por miedo a cometer un error.

-Parece más una estatua que un hombre,-dijo la princesa.

-Pues está vivo y respira como los demás. Si te acerca a él podrás ver el vaho de su respiración en contacto con el aire frío.

-Tal vez esté respirando, pero lo que sí es cierto es que no está vivo. Debe ser muy desgraciado, -afirmó la princesa mientras aumentaba su pesar... no sólo por ese hombre de aspecto triste sino también por ella misma. Viendo a esa estatua humana sentada en el leño, pasaron por su mente muchos recuerdos sobre la confusión, la miseria y la desesperación que tanto le habían dominado los días que se quedó en la cama, negándose a salir de ella.

-Hay mucha gente por aquí que no vive mejor que él. En realidad, no se sabe quienes son ni lo que hacen, van saliendo del paso día tras día, preocupándose por esto o por aquello, haciendo un sinfín de locuras e intentando darle sentido a todo..."
La princesa que creía en los cuentos de Hadas - Macia Grad

Pero no está todo perdido, si conseguimos buscar dentro de nosotros en lugar de fuera, si conseguimos creer que dentro de nosotros tenemos una sabiduría increíble y que un error no es un error sino un aprendizaje, tenemos un amplio mundo por donde movernos, explorar y sobre todo vivir.

Esta inteligencia está dentro de nosotros, no está en nuestra mente, nuestra mente se basa en lo que otros nos han enseñado, y al fin y al cabo estaríamos haciendo lo mismo. Saber que es lo que necesitamos y cual es el camino adecuado para llegar a ello está sólo dentro de cada uno.

Tu tienes tus propias respuestas, tu tienes tu camino, busca dentro de ti.

Medita sobre esta frase:

Cuando se deshacen todo los nudos del corazón, entonces, aquí mismo, en este humano nacimiento, lo mortal se hace inmortal. 
Upanishads


Hablemos de/en felicidad

La felicidad no es un camino, ni un lugar, ni un metal precioso que con dinero se pueda comprar. 

FELICIDAD es una flor a la orilla de un río, es una puesta de sol, es la llegada del otoño, es la caída de las hojas … es mil cosas pequeñas y hermosas.

No tiene nombre, fecha, ni edad; simplemente es; porque la felicidad está puesta dentro de nosotros, y no hay que buscarla, sino descubrirla y disfrutarla. No hay más secreto que ése.

Hay gente que se pasa la vida buscando la felicidad, esperando ser felices, y al final acaban su vida y se dan cuenta que desperdiciaron mil momentos para ser felices en su desesperada búsqueda.

Comprende, pues, que no hay mayor secreto para ser feliz que buscar la felicidad en tu corazón, y vivirla cada minuto de tu vida.

No esperes a mañana para ser feliz.

Di: “Hoy seré feliz”, y ¡sé feliz!.

Vive alegre, en paz contigo y con Dios, ama a los demás, sé simple y sencillo y serás feliz.

Camina de la mano con la vida, no adelante, ni detrás de ella. Deja que las cosas vengan como deben venir; no las llames ni las detengas, sólo espéralas en paz y acéptalas tal como vienen. No te inquietes por las cosas que no son necesarias, ni pierdas tu paz por nadie que no lo merece, solamente envuélvete en ella y ama.

Eso sí, nunca dejes de amar, porque entonces habrás perdido lo más valioso de tu existencia y el real sentido de tu felicidad completa.

ANTAR SHERAT

Alineándonos con otros

Quería otra vez compartir un pequeño fragmento de un libro que estoy leyendo. Ultimamente estoy devorando libros, espero no cansaros con estos fragamentos para reflexionar:

Cuando nos oponemos a algo porque no resuena con nosotros, bloqueamos enormemente el flujo de energía. Y de esta forma, no estamos en alineación con la Fuente. Los patrones energéticos se relacionan con todas y cada una de las cosas. Tuve un amigo por varios años que era ganadero y corredor de bienes raíces. Ambos amamos la música country. Cuando viajábamos en su camión, o estábamos en su rancho y tocábamos música country, sentía como si ambos estuviéramos en el cielo. Lo que estaba pasando era que una abertura energética se creó a través de nuestra buena disposición, aceptación y amor por la música y entonces nos mezclamos sin resistencia. Entonces esto permitió que una cantidad mucho mayor de la energía de la Fuente pasara a través de nosotros y así… ¡estábamos en el paraíso!

¿Has notado alguna vez qué cuando hablas con tus amigos, algunos temas se iluminan y otros crean una disminución de energía? Cada relación que tenemos con otros tiene una concordancia. Esta concordancia tiene que estar ahí o no habría ninguna conexión o atracción por el otro. No es posible que nos encontremos en el espacio de otro sin una energía equivalente. Identificar cuál es, nos trae gran armonía e inmediatamente nos alinea con una parte más elevada de nosotros mismos y nos une como UNO..

En los niveles superiores, podemos estar más en alineación amando incondicionalmente, entendiendo y aceptando todo lo que llegue a nuestro espacio. De esta manera, estamos conectados en los niveles superiores a través de un estado continuo de amor. Realmente no conozco a nadie que ya lo esté haciendo completamente, aunque sé que la mayoría de nosotros hacemos nuestro mejor esfuerzo. Así que hasta que estemos en este lugar elevadamente vibracional dentro de nosotros mismos, lo más fácil es identificar nuestra concordancia o nuestras áreas de energía que atraen energía similar, y sentir las energías del amor y la aceptación de este modo.

Karen Bishop - Permanecer en alineación
medita sobre ello...

No es pobre el que tiene poco,
sino el que mucho desea
Seneca                                 

Mentes brillantes, en busca de la felicidad (documental)

¿Qué es la felicidad?, ¿se puede conseguir?, ¿es algo efímero?

Este documental indaga en las respuestas que buscamos a las preguntas que encontramos a lo largo de la vida en busca de un objetivo común: la felicidad. Para ello, contamos con la experiencia de autores de renombre como Marianne Williamson, Eckhart Tolle, Don Miguel Ruiz, Gary Renard... Líderes religiosos y espirituales como Nachum Shiffren (El Rabino Surfero), Rev. Robert A. Schuller, el Venerable Lama Tibetano Chodak Gyatso Nupka... Activistas de los Derechos Civiles como Geronimo Ji Jaga. Pensadores contemporaneos y profesores ilustrados como Obadiah S. Harris, el Rabino Yitchok Adlerstein o el Reverendo Dr. William S. Epps





Ficha técnica:
Título original: Living Luminaries. The Serious Business of Happiness
Género: Documentales / Ciencia y Religión
Nacionalidad: USA
Dirección: Larry Kurnarsky
Productora: KARMA FILMS
Duración: 1h,28 minutos
Año: 2007






CUANDO TE PREGUNTAS SI ERES FELIZ, 
ES QUE NO LO ERES
Krishna Murti

Este es un trailer del documental Mentes brillantes en busca de la felicidad.




¿Te atreves?

¿Qué solemos necesitar para atrevernos a hacer algo?.

Cuando nos encontramos ante situaciones nuevas, situaciones que no conocemos, o cuando nos encontramos ante una situación en la que previamente hemos sentido dolor... nuestra respuesta como personas metidas en nuestro ego es la del miedo. El miedo nos paraliza, o en el mejor de los casos nos hace dudar, y siempre que le hacemos caso, nos hace buscar la seguridad, necesitamos asegurarnos.

¿Normalmente nos imita el miedo?

El miedo puede ser limitador, pero también puede ser estimulante. Leí por algún sitio que no es más valiente el que no tiene miedo sino que el a pesar de sentirlo se atreve a cruzar por encima de él.

Yo nací en una familia aferrada al miedo. El miedo manejaba nuestras vidas. Miedo a todo, a tomar un tren, a coger una enfermedad, a cambiar de trabajo, a hacer amigos, a relacionarse, a... miedo, en definitiva, a vivir.

Una familia donde no se hacía nada por miedo... yo aprendí a tener miedo, pero también aprendí que el miedo dejaba inmovilizado y no quise que eso me pasara a mi. En algún momento de la vida el miedo me ha parado totalmente, pero la máxima que yo tomé fue: 'justo cuando sientas que no puedes hacer algo por que te da miedo, hazlo'.

Y os puedo asegurar que las experiencias más maravillosas que le pueden ocurrir a alguien a mi me han ocurrido. Sal de tus miedos, aprende a atravesarlos y vive. Y sobre todo piensa que las oportunidades son únicas, cuando ya haya pasado, no volverá nunca la misma oportunidad. Quizás será parecida, similar, pero no será la misma... y mientras dejas correr miedo antes de atreverte, continuas sufriendo... por miedo.

¿Cual es la propuesta de nuestro miedo para no tener miedo?

Creemos que si buscamos la seguridad, si nos cubrimos de seguridad el miedo pasará, tendremos la oportunidad de hacer lo mismo pero de forma segura y ya no tendremos miedo.

Esto es una auténtica barbaridad. Porque esa misma situación con seguridad no es la misma. Además el miedo se alimenta de esta necesidad de seguridad, con lo que cada vez necesitas más y más seguridad para no tener miedo. ¿Y que significa una seguridad total? No moverse, no actuar, vivir dentro de una burbuja ¿eso es vivir?.

Claro, pero hay muchas personas que creen que porque no viven en una burbuja, que porque solo 'no hacen esto' pero si que hacen 'esto otro' están viviendo... nuevo error, porque la necesidad de seguridad se va acrecentando, no va disminuyendo a medida que vas poniendo más seguridad en la vida.

La única seguridad que puedes poner es la seguridad en ti mismo, la seguridad que tu vas a poder manejar cualquier situación que surja ¿y como vas a poder saber si tu vas a poder manejar cualquier situación que surja si no te expones a que acontezca 'cualquier' situación?.  Es el pez que se muerde la cola. Es la trampa de la seguridad.

Os dejo aquí otro cuentecito. Ultimamente me está dando mucho por ello, como dice mi buena amiga, con las metáforas se llega más en profundidad que con las palabras. :-)

Las dos semillas 

Dos semillas están juntas en la tierra sembrada.

La primera dijo:

" Quiero crecer! Quiero que mis raíces lleguen muy abajo en el suelo y que mis retoños rompan la corteza de la tierra que tengo arriba...

Quiero desplegar mis tiernos brotes como banderas para anunciar la llegada de la primavera...

Quiero sentir el calor del sol en mi cara y la bendición del rocío matinal en mis pétalos!"

Y entonces creció.

La segunda semilla dijo:

"Tengo miedo.

Si dejo que mis raíces vayan hacia abajo, no sé qué encontraré en la oscuridad.

Si me abro camino a través del suelo duro por sobre mi puedo dañar mis delicados retoños...

¿Y si dejo que mis brotes se abran y una serpiente trata
de comerlos?

Además, si abriera mis pimpollos, tal vez un niño pequeño me arranque del suelo.

No, me conviene esperar hasta que sea seguro".

Y entonces esperó. Un ave que andaba dando vueltas por
el lugar en busca de comida, encontró a la semilla que esperaba y enseguida se la tragó.


Empieza a vivir inseguro y 
hallarás la seguridad que tanto ansias 
para liberarte de tu profundo miedo a vivir.

Aquí tienes el post de alguien que opina lo mismo Elige Vivir!!! 

Crecer sin envejecer

Si de verdad quieres crecer y no envejecer
nunca vayas deprisa ni tampoco lento
el secreto es ir a la inversa del tiempo
pero nunca deprisa ni tampoco lento
sólo hay que ir a la velocidad del tiempo
para así comenzar a crecer y no envejecer.

El que acelera el paso descubre la nostalgia
el que se queda en el momento se queda
mas el que decide crecer conservando al niño
avanza hacia atrás recuperando su inicio
y los recuerdos que traspasan el ombligo

Si de verdad quieres crecer y no envejecer
recuerda que el juego es el principio de todo
y recuerda que ser parte es el único modo
pero es necesario que recuerdes ante todo
que sin arrugas nunca encontrarás el modo
de retomar las huellas para no envejecer…

Conflicto de emisferios cerebrales

Intenta decir el color de cada palabra y no leer el color que está escrito, a ver si lo consigues.


Acufenos o tinnitus, lo no explorado

Tengo acúfenos desde hace ya más de seis años. Me han hecho exploraciones médicas y al parecer no tengo ninguna causa aparente para padecerlos, al final el medico me dijo que seguramente se pasarían al cabo de unos cuantos años.

Durante mi viaje por Ecuador observé admirada que mis acúfemos disminuían hasta que casi no era capaz de percibirlos. Estaba contenta, ya era hora!.

A los dos días de regresar a Barcelona mis acúfenos han vuelto con tanta intensidad como antes, no me permiten oír los pequeños sonidos y dependiendo del timbre de voz de mi interlocutor no puedo entender lo que otros me hablan.

Dicen que no han explorado todavía las causas y cada vez son más las personas que lo padecen. ¿no es increíble que se me haya pasado mientras estaba en medio de la naturaleza?

He mirado de comprobar la diferencia en mis hábitos tanto alimentarios como de vida y lo esencial no ha cambiado, solo el exterior a mi ¿que es lo que estamos oyendo los que padecemos acúfenos?, ¿podría ser el ruido de todas las mentes estresadas?. Curiosamente se lo expliqué a mi tía, una mujer convencional de 78 años que también los padece desde hace unos años y su respuesta fue: "eso es por que aquí hay demasiado ruido" pero... ¡cuando empezaron mis acúfenos yo vivía en un pueblo sin ruido!... pero claro, lo que si había era ruido de mentes pensantes que nunca dejan de pensar, todos, multitud de individuos dominados por sus pensamientos que no paran ni un segundo... ¿tendrá algo que ver?

He buscado por la red, todo lo que encuentro son causas médicas o psicológicas. He contrastado las informaciones con mi propia experiencia, de la lista de causas que se enumeran en el artículo que plasmo a continuación todas están descartadas. Las físicas (neurológicas, metabólicas, enfermedades, fármacos, ruidos fuertes externos) porque ya me realizaron todas las pruebas que se pueden realizar y todo 'está bien' y en mi expediente vital no he tomado ese tipo de medicamentos ni he estado expuesta a ruidos ensordecedores. Las psicológicas están también descartadas. 

Leí también por la red que relacionaba los acúfenos con la imposibilidad de decir lo que se quiere decir, como si lo que se quisiera decir estuviera atascado en la mente y corriera por la cabeza a una velocidad vertiginosa convirtiéndose en ruido. Exploré esta circunstancia, dije todo lo que tenía que decir, ya no tengo nada más que decir guardado... pero los acúfenos continúan.

Por aquellas casualidades de la vida si alguien está interesado en ver si alguna de las razones médicas que se valoran como susceptibles de provocar acúfenos corresponden a su perfil, aquí les dejo el mejor informe que he podido encontrar al respecto. Quizás a alguien le ayude. 

El oído encantado: una afección con historia

De todos modos, no se trata de una afección contemporánea. Los primeros en descubrir este problema fueron los antiguos egipcios, que conocían el mal por el nombre de "oído encantado", denominación que luego se tradujo al latín como tinnitus. Desde tiempos remotos, la población mundial ha padecido esta afección de la que aún no se ha descubierto una causa concreta ni una solución totalmente eficaz. Entre quienes sufrieron tinnitus figuran nombres famosos, como Beethoven, Goya y Miguel Ángel.

Alrededor de un 20% de la población actualmente padece de acúfenos, mientras que entre un 6% lo sufre en forma persistente y un 1% de forma crónica, según numerosos estudios. Las causas pueden ser múltiples. Se han detectado más de un centenar, entre las que se encuentran los tapones de cerumen, perforaciones timpánicas y acumulación de fluidos en el oído medio. No obstante, los expertos consideran que una de las más habituales es la exposición a ruidos de gran intensidad, como la música a gran volumen en espacios cerrados o el uso de auriculares a gran intensidad.

¿De qué hablamos?

Se define el acúfeno como la percepción de un sonido sin que exista fuente sonora externa que lo origina. Se trata de un síntoma, no de una enfermedad y no debe ser confundido con alucinaciones auditivas. Puede afectar a uno de los oídos, a los dos o referirse a la cabeza, y percibirse como un tono puro y sencillo o, con más frecuencia, como ruidos complejos (murmullo de mar, chorro de vapor, grillo, timbre, etc.) (Lockwood A H,2002).

Aunque su prevalencia en España no se conoce con exactitud, es un síntoma tan frecuente que la mayoría de la población, en algún momento de su vida, lo ha padecido.Sólo en un pequeño porcentaje de los pacientes produce molestias suficientes como para requerir su abordaje diagnóstico y terapéutico. Aunque su fisiopatología no está aclarada, se piensa que podrían estar implicadas áreas del sistema nervioso central y periférico, lo que explicaría la distinta percepción del síntoma por los pacientes y justificaría en parte, la débil respuesta a los diferentes tratamientos (Rodriguez Laso A, 1998).

¿Cuáles son sus causas? (Folmer RL, 2004)

Tinnitus pulsátil:

  1. Anomalías vasculares:
    • Tumor del glomus
    • Estenosis carotídea
    • Malformaciones arteriovenosas congénitas
    • Aneurismas de la porción intratemporal de la carótida interna
    • Bulbo yugular prominente
    • Hipertensión intracraneal benigna
  2. Otras causas
    • Enfermedad de Paget
    • Disfunciones de las válvulas cardíacas
    • Estados de gasto cardíaco elevado (hipertiroidismo, anemia, síndrome febril)
    • Esclerosis múltiple
    • Malformación de Arnold-Chiari

Tinnitus no pulsátil:

  1. Objetivo:
    • Tumores de la base del cráneo y hueso temporal.
    • Trompa de Eustaquio abierta
    • Mioclonus del paladar
    • Espasmo idiopático del músculo del estapedio
    • Bulbo yugular prominente
  2. Subjetivo: En este caso, más que de diagnóstico diferencial hay que hablar de asociaciones etiológicas: un 90% de los pacientes tienen problemas otológicos, un 33% refieren patología vascular, un 10% se asocia al consumo de fármacos y 5-10% con patología neurológica.
      Factores otológicos:
      • Trauma acústico crónico o brusco
      • Otoesclerosis
      • Presbiacusia
      • Tapones de cera
      • Síndrome de Menière
      • Neurinoma del acústico
      • Barotrauma
      • Perforación timpánica
    • Factores vasculares:
      • Sordera brusca (apoplejía laberíntica)
      • Hipertensión arterial
      • Vasculitis
      • Ateroesclerosis
    • Factores hematológicos:
      • Anemia
      • Policitemia vera
    • Fármacos:
    • Agentes tópicos otológicos: antisépticos, antibióticos y antinflamatorios
      • Factores neurológicos:
        • TCE. Esguince cervical
        • Esclerosis múltiple
        • Jaqueca con aura auditiva
        • Meningitis
        • Crisis del lóbulo temporal
        • Problemas dentales y trastornos de la articulación temporo-mandibular
      • Factores metabólicos:
        • Hiper o hipotiroidismo
        • Déficits de vitamina A, B12 y zinc
        • Hiperlipemia
      • Factores psicológicos: No es infrecuente detectar en pacientes con tinnitus una patología depresiva o ansiosa de base. Es importante su diagnóstico ya que el tratamiento específico de las mismas puede mejorar de forma significativa el acúfeno. Así mismo, hasta un 25% de los pacientes que debutan con este síntoma, pueden desarrollar un cuadro depresivo.

La aventura del amor


En Presencia Consciente, he plasmado unas cuantas reflexiones sobre las relaciones amor-oido. Unas reflexiones sobre una situación que me ha ayudado a salir de la trampa que crea el ego ante las supuestas relaciones de amor, que aunque tengan una base de 'gran amor puro y verdadero' pero quedan disfuminadas y ensuciadas por el ego. Una aventura para descubir dónde no está el amor verdadero.

Aquel espacio está centrado en las palabras de El poder del Ahora, por ello creí en la necesidad de ampliar todo ello con este texto de Osho, utilizo este espacio para ello. Ojalá lleguemos a un punto donde el amor sea realmente una aventura constante y no un sufrimiento.

Del texto  de Oscho que inserto en esta entrada, sobre todo me quedo con esta frase:
En un mundo mejor, con personas más meditativas, con un poco más de iluminación en la Tierra, la gente amaría, amaría inmensamente, pero su amor seguiría siendo una unión, no una relación.

El amor es una aventura constante por Osho

Siempre que dos personas se encuentran, se crea un mundo nuevo. Su simple reunión le da vida a un nuevo fenómeno, que antes no existía, que nunca había existido. Y a través de ese nuevo fenómeno ambas "personas" son modificadas y transformadas. Ustedes crean la relación, pero dicha relación también los crea a ustedes.

Si nuestras relaciones con las personas contienen la gran comprensión de que al otro habría que concederle una libertad total para que pueda seguir siendo lo que es, quizá con cada momento se pueda revelar más y más belleza. Hagan que el amor de la gente sea libre, hagan que la gente no sea posesiva. Pero esto solo puede suceder si en su meditación descubren su ser.

La intimidad con una mujer o con un hombre es mejor que tener muchas relaciones superficiales. El amor no es una flor de temporada, requiere años para crecer. Y solo cuando crece va más allá de la biología y empieza a tener algo de lo espiritual en su naturaleza. Estar con muchas mujeres o con muchos hombres los mantendrá superficiales; quizá satisfechos, pero superficiales; ocupados, desde luego, pero no de un modo que los vaya a ayudar en el crecimiento interior. Pero una relación de uno a uno, sostenida para que puedan comprenderse de manera más personal, aporta un beneficio tremendo.

Continuen buscándose, encontrando maneras nuevas de amarse, de estar juntos. Cada persona es un misterio infinito, inagotable, insondable, de modo que no es posible que alguna vez puedan decir: «La he conocido», o: «Lo he conocido». Como mucho, podran decir: «He intentado todo lo que he podido; pero el misterio sigue siendo un misterio». De hecho, cuanto más conocés, más misteriosa se vuelve la otra persona. Entonces el amor es una aventura constante.

En un mundo mejor, con personas más meditativas, con un poco más de iluminación en la Tierra, la gente amaría, amaría inmensamente, pero su amor seguiría siendo una unión, no una relación, y no digo que ese amor llegará a ser únicamente momentáneo. Existen todas las posibilidades de que ese amor sea más profundo que el de ustedes, que posea una cualidad más elevada de intimidad, que tenga más poesía y más de Dios en él. Y existe toda la posibilidad de que ese amor dure más de lo que su así llamada relación pueda llegar a durar jamás. Pero no lo garantizaría la ley, ni los tribunales ni la policía.

La garantía sería interior. Sería un compromiso desde el corazón, una comunión silenciosa.
Osho

Un poco más sobre creencias


Es increíble la cantidad de oportunidades que nos perdemos en la vida por tener metidos entre ceja y ceja alguna creencia.

Las creencias nos limitan porque son nuestra, única y exclusivamente nuestras. Otros no tienen esa creencia (aunque tengan otras) y por donde nosotros no podemos pasar ellos pasan.

Ante esto, solemos pensar "ha tenido suerte, si yo lo hubiera echo me hubiera dado de bruces". Y lo dejamos correr. Ahí aprovechamos para fijar otra creencia en nosotros, no somos afortunados.

¿qué es una creencia? Cualquier cosa que das por sentado. Cualquier cosa que piensas y utilizas para justificar 'por que no hacer esto o lo otro'. Cualquier cosa que no te permita explorar nuevos caminos. Cualquier cosa que diga 'eso es así y no se puede cambiar'.
Hay una historia de dos vendedores de zapatos. Ambos viajan a un país del tercer mundo y uno de ellos llama a su esposa apenas aterrizan, "Mi amor, me regreso a casa. Aquí no hay nada que hacer. Nadie usa zapatos, no hay nadie a quien venderle". Y regresa en el próximo vuelo a casa. 

El otro vendedor llama a su mujer: "Mi amor, no me vas a creer lo que encontré aquí. Hay una gran oportunidad de negocio. ¡Nadie trae zapatos! Puedo venderle a todo el país". Y acaba vendiendo miles y miles de zapatos.

Mira bien ahí donde pensaste ayer o anteayer que no podías, que no había una oportunidad. Evalúa dónde está tu creencia, apártala de ti y pruébalo, verás los resultados.

Pero vigila la creencia creencia más arraigada en nosotros, la que tenemos socialmente aceptada como una gran verdad, esa que casi nunca queda patente, esa que dice: 'las cosas son como son'. Cuídate de ella, porque si eliminas tus creencias particulares y no eliminas esta de base, no lo conseguirás, porque esta misma te estará limitando y evitan tu acceso a lo que quieras realizar. 

Sería lo mismo que si el segundo vendedor, si a pesar de creer que hay una oportunidad de negocio, cuando lo habla con su mujer esta le dice ¿porque te piensas que no llevan zapatos porque no los pueden comprar?, él lo cree y ya no lo intenta (perdió su oportunidad).

Piensa que harías tu y te darás cuenta lo limitado o no limitado que estás con tus creencias. Quitatelas de encima y explora el mundo... no sabes las maravillas que te puede ofrecer.

Patrocina esta página